Daniella conoció a quien le dio una segunda oportunidad de vida

“Nunca pensé que llegaría el día en que iba a conocer a esa persona que me dio una segunda oportunidad de vida. No hay palabras para describir a este hombre que hizo un acto de amor desinteresado y ayudó a alguien que no conocía. Sin duda este mundo necesita más gente como Samuel. Estoy feliz de haberlo conocido finalmente, a él y su esposa. Y me gustaría agradecer a todos los que hicieron esto posible, me dieron la mejor sorpresa de mi vida” Daniella Melelli

A los 9 años Daniella (30) fue diagnosticada con una enfermedad llamada Aplasia Medular que logró curar gracias a un intenso tratamiento. Pero 15 años más tarde, la enfermedad volvió de forma más agresiva y su única posibilidad de recuperación era un trasplante de células madre sanguíneas.

“Ufff! A mí al menos se me vino el mundo abajo. ¡No podía entender que todo estaba pasando de nuevo! Entré en un estado de negación total y no quería someterme a nada” cuenta Daniella

Al otro lado del mundo, en Alemania, Samuel (40) vio una publicidad en Facebook sobre DKMS y dijo “por qué no”. Años más tarde, recibió una llamada que lo conectó con un lugar a miles de kilómetros de su hogar y del que solo conocía sobre fútbol: Chile. Daniella que necesitaba un trasplante de células madre sanguíneas de un donante compatible, no encontró a ese donante en su familia, pero sí lo encontró en Alemania y era Samuel.

“Apenas recibí la información, estaba realmente en shock. Nunca pensé que algo así iba a pasar, pero rápidamente asumí que lo iba a hacer. Una vez que pasó el shock, estaba muy feliz de tener la posibilidad de ayudar a alguien. Mi familia al principio estaba asustada, pero entendieron que era muy importante para mí y me apoyaron desde el principio” dice Samuel

Gracias a ese trasplante, Daniella hoy está completamente recuperada y hace una vida cien por ciento normal.

Dos años después de su trasplante, Daniella decidió contactar a quien le dio su segunda oportunidad de vida. “Después de dos años recibí la información de contacto de Dani. Para ser sincero, no sabía qué hacer o cómo comenzar una conversación con ella. Pero en junio de este año, ella me mandó un mail. No puedo describir lo que sentí cuando lo leí. Obviamente lloré porque estaba totalmente sobrepasado por mis emociones” cuenta Samuel sobre ese primer contacto.

Se contactaron durante meses por WhatsApp y mail y en noviembre pasado, con el apoyo de Latam, recibieron un gran regalo: ¡la oportunidad de conocerse en persona!

“Nunca pensé que llegaría el día en que iba a conocer a esa persona que me dio una segunda oportunidad de vida. No hay palabras para describir a este hombre que hizo un acto de amor desinteresado y ayudó a alguien que no conocía. Sin duda este mundo necesita más gente como Samuel. Estoy feliz de haberlo conocido finalmente, a él y su esposa. Y me gustaría agradecer a todos los que hicieron esto posible, me dieron la mejor sorpresa de mi vida”. Daniella Melelli

“Si están pensando en registrarse, la verdad es que no hay nada que pensar, hazlo tan pronto como puedas. Ayudar a una persona a salvar su vida es uno de los mejores sentimientos del mundo y cambiará tu vida para siempre”. Samuel Nerlich