Donación de células madre en tiempos de Coronavirus

“Apaga tu mente y deja que tu corazón decida”

La actual crisis por el coronavirus ha presentado nuevos desafíos para DKMS. Existe mucha incertidumbre para quienes tienen programadas donaciones de células madre sanguíneas. El miedo a la sobrepoblación en el transporte público o a tener que asistir a un hospital es obvio. Existe la preocupación de que el sistema inmunológico pueda debilitarse después de la donación y que puedan volverse más vulnerables al virus. Sin embargo, este no es el caso para todos ellos. Daniela Mähler (39) de Apolda en Alemania no tenía dudas: donar es un asunto cercano a su corazón.

Cuando DKMS contactó a Daniela poco antes de la navidad de 2019, se sorprendió. Se había registrado hace muchos años y no esperaba que la llamaran en absoluto. Pero era compatible con un paciente que la necesitaba, así que se realizó el examen de sangre que lo confirmaría. Pasaron varias semanas antes de que Daniela, de profesión enfermera, recibiera la noticia de que había perfecta compatibilidad. "Para entonces ya estaba realmente emocionada", afirmó.

Después de completar todos los exámenes preliminares, DKMS organizó la fecha de la donación. Debido al COVID-19, se le preguntó si sería posible que la donación se realizara antes. Esto no fue un problema para la madre de tres hijos y organizó todo para poder viajar a Dresden a tiempo para donar sus células madre sanguíneas.

Su esposo la acompañó, pero debido a las regulaciones más estrictas actualmente vigentes, no se le permitió ir con ella al hospital. Esto tampoco fue un problema para Daniela, porque después de todo, lo único que le importaba era poder donar suficientes células y que llegaran al paciente lo más rápido posible.

La madre de Daniela también tuvo cáncer de sangre hace unos años, por lo que podía entender e identificarse con la situación del paciente. Afortunadamente su madre no necesitó un trasplante y actualmente está recuperada.

Antes de la donación, Daniela se aseguró de tomar mucha agua y vitaminas. Además de esto, tuvo cuidado de no resfriarse o enfermarse. Finalmente, la cantidad requerida de células madre sanguíneas se recolectó en solo dos horas y media. Después, Daniela se sintió feliz y orgullosa de haberlo hecho tan bien y especialmente tan rápido.

Posponer o cancelar la donación debido a COVID-19 nunca cruzó la mente de Daniela. De hecho, estaba feliz de que debido a la donación, pudo olvidarse del tema durante al menos unas horas.

Su familia está muy orgullosa de ella. Su esposo, quien también está registrado, estaba un poco celoso, ya que aún no ha sido llamado para ayudar y donar sus células madre. "Tienes que estar feliz, porque si no te han llamado a donar, significa que tu gemelo genético está sano", le dijo Daniela.

Daniela donó para un hombre en Austria. Allá incluso después de dos años, solo es posible el contacto anónimo, por lo que Daniela y su destinatario solo podrán escribirse. Para ella es una lástima, pero al final era irrelevante para su disposición. Solo espera que el trasplante sea un éxito y que su receptor desarrolle nuevamente un sistema inmunológico saludable. Después de todo, en la situación actual definitivamente pertenece a un grupo de riesgo.

Como madre de tres hijos, Daniela no estaba muy preocupada por su donación. "Si tienes la oportunidad de salvar la vida de alguien, incluso el coronavirus no te detendrá. Una donación como esta es una decisión tomada desde el corazón. Algo que me gustaría compartir con todos los donantes que pueden sentirse ansiosos ahora es que ¡por favor, no tengan miedo! Estarás bien cuidado. Me sentí segura con la donación. Además, logré escapar de la locura del coronavirus por al menos tres horas. Después estuve bien y mi sistema inmunológico funciona perfectamente. Después de donar, te sientes genial porque puedes haber salvado una vida. Simplemente cambia de opinión y deja que tu corazón decida ", afirmó.

No podría haber una mejor razón que esa.