Nicol Vivencio, mamá de Darlyn y el legado de su hija: “Le robó el corazón a casi a todo Antofagasta”

Darlyn Gonzalez Vivencio fue diagnosticada con una enfermedad muy grave a la sangre. Su única posibilidad de sobrevivir era un trasplante de células madre sanguíneas. Si bien encontró a un donante compatible, lamentablemente, su salud se complicó y no pudo recibir el trasplante que necesitaba. Su familia hace un llamado enfático a registrarse como donante en dkms.cl y y tener la posibilidad de salvar vidas. Septiembre, 2020

Nació el 8 de enero del 2009, a las 29 semanas estaba lista para salir al mundo. “Estuvo 40 días en la incubadora. Siempre fue la regalona, desde pequeña fue inquieta. Le encantaba bailar y participar en competencias de cueca. Le gustaban mucho las manualidades, pintar, dibujar y, sobre todo, cantar. Incluso se postuló como candidata a reina de su colegio, cumpliendo un enorme sueño”, cuenta su mamá.

En octubre del año pasado, Darlyn se enfermó de hepatitis. Sin embargo, nunca pudieron diagnosticar qué tipo era. A la semana de haberla dado de alta, su cuerpo se cubrió de lesiones y moretones. Después de una serie de estudios y exámenes, a sus 11 años, fue diagnosticada con aplasia medular. “Su única alternativa de sobrevivir era un trasplante de células madre sanguíneas. Después de meses de búsqueda, logramos encontrar un donante compatible”, afirma Nicol.

Mientras esperaba su trasplante, Darlyn sufrió una serie de complicaciones por las que debió ser hospitalizada en la UCI. Lamentablemente, después de unos meses, falleció. “Siempre ha sido y será la niña consentida, que amamos con el alma. Luchó tanto mi guerrera de la vida, fue muy reconocida y querida por todos. La llamaban la guerrera del norte, que le robo el corazón a casi a todo Antofagasta”, recuerda.

Para contar la historia de Darlyn e incentivar otros a salvar vidas, junto a DKMS Chile decidieron lanzar una campaña que incentiva el registro de potenciales donantes de células madre sanguíneas. “Con mucha tristeza recibimos la noticia de la partida de Darlyn. Nos llenaba de esperanzas el que hubiera encontrado a su donante compatible, pero lamentablemente no se pudo concretar el trasplante. Historias como ésta nos apenan mucho, pero a la vez nos hacen trabajar con más fuerza para que todos los pacientes logren encontrar a su gemelo genético a tiempo y tengan una segunda oportunidad de seguir viviendo. Hacemos un llamado a todo el país a que se sumen a nuestra misión y juntos logremos dar esperanza a pacientes de Chile y el mundo entero”, cuenta Ignacia Pattillo, directora ejecutiva de DKMS Chile, fundación que busca registrar a potenciales donantes de células madre sanguíneas para dar una segunda oportunidad de vida a pacientes con cáncer de sangre.

Darlyn dejó una huella en todas las personas que conoció, generando vínculos con todo el personal médico. “Darlyn, una niña que nos enseñó a todos sobre fortaleza y resiliencia. Pese a que vivió momentos muy difíciles nunca se rindió, sus padres siempre unidos apoyándola y un hospital entero trabajando para que ella pudiera curarse. Agradezco todo lo que me hizo crecer como médico y como persona”, afirma Tamara Inostroza, doctora de Darlyn.

Desde la Municipalidad hacen un llamado a participar de la campaña y entregar vida a todas aquellas personas que esperan una segunda oportunidad. “Para nuestro municipio es un honor poder ser parte de esta importante campaña impulsada por la familia de Darlyn y DKMS. Para ello pondremos buzones en la municipalidad para que los donantes dejen sus muestras. Invitamos a toda la comunidad a ser parte de esta hermosa cruzada”, afirma Ignacio Pozo, alcalde de la comuna.

La campaña se realizará desde el lunes 7 hasta el domingo 13 de septiembre. Quienes quieran registrarse deben tener entre 18 y 55 años, vivir en Chile y tener buena salud. Si se cumple con los requisitos, deben ingresar a dkms.cl y seguir los pasos indicados para recibir en su domicilio el kit de registro. Para facilitar el proceso, se dispondrán buzones donde depositar el kit en la Municipalidad, el Hospital Regional y la Universidad de Antofagasta.