Donor Story

"Ser donante es la oportunidad que tengo para entregar un pedacito de mí, la mejor parte de mí”

Claudia Cárdenas se registró con la esperanza de ayudar, sin pensar que algún día sería compatible con alguien. Un año después, recibió el llamado para salvar una vida. “Es gratificante tener la oportunidad de ayudar a una persona que entre millones en el mundo te necesita a ti”.

Última actualización: 20/05/2021

Claudia Cárdenas se registró con la esperanza de ayudar a quienes lo necesitaban sin pensar que algún día sería compatible con alguien. Un año después, recibió el llamado para salvar una vida. “Una experiencia como esta te transforma, es gratificante tener la oportunidad de ayudar a alguien que entre millones de personas en el mundo te necesita a ti y solo a ti”. A continuación, relata su testimonio como donante.

La verdad es que jamás había escuchado de la fundación, pero cuando me enteré que estaban haciendo una campaña en Temuco, fui inmediatamente. No pensé que me llamarían, jamás pensé que yo sería compatible con alguien en algo tan grande y tan importante como esto.

Recibí el llamado en septiembre del año pasado. No podía creer lo que escuchaba, de tantas personas, yo tenía la oportunidad de contribuir. Jamás dudé en decir que sí, de hecho, antes de que me explicaran todo el proceso a seguir, le dije al coordinador que me llamó, ¿cuándo empezamos?

Recibir esa llamada fue esperanzador, un momento alegre dentro de todo el panorama gris que había por la contingencia, en relación a la pandemia.

¿Cómo fue el proceso de donar células madre sanguíneas?

Doné por sangre periférica y el único momento en el que sentí dolor fue durante los días que tuve que inyectarme el medicamento para facilitar el proceso de recolección de células. Para ser exacta, sentí dolores musculares, de huesos y de cabeza. Fueron soportables e incluso se aliviaban con constante hidratación, lo describo como un pequeño estado gripal, pero considero que no fue nada importante.

Fui la primera persona que donaba en la Fundación Arturo López Pérez y sentía que estaban muy felices y preocupados por mi bienestar. Durante la donación me sentí bastante bien, muy feliz y tranquila. Quienes estuvieron conmigo durante todo el proceso eran personas muy comprometidas, muy amables, empáticas, preocupadas y atentas.

No me esperaba que me acompañaran durante todo el proceso y que estuvieran tan preocupados por mí.

Además de contar con ese apoyo, mi familia ha sido fundamental en el proceso. Estaban muy felices por mí. Mis hijos Christian y Gabriel, me motivaron a querer un mundo mejor para ellos y dar lo mejor de mí.

¿Qué es ser donante para ti?

Ser donante es la oportunidad que tengo para entregar un pedacito de mí, la mejor parte de mí. Es una oportunidad de solidarizar, para decir y expresar lo importante que es involucrarte en la vida de los demás, empatizar y concientizarte.

Me encantaría algún día conocer a la persona que ayudé. Tengo la certeza de que siempre la llevaré en mi pensamiento y en mi corazón. Sé que es una niña Latinoamericana, que pertenece al rango etario de 12 a 15 años, y que esta era la oportunidad que ella necesitaba para lograr recuperarse.

Estoy formando parte de una gran historia, soy co-autora de una maravillosa historia que se comienza a escribir en la vida de mi gemelo genético. Gracias a esta donación, estoy entregando un nuevo comienzo.

Siento que como persona uno tiene el deber de colaborar con la gente que te rodea, si se te da la oportunidad de entregar un granito de arena en este mundo hay que hacerlo. Además, como mamá, imagino el proceso que debe vivir la familia completa frente al cáncer de sangre. Si me hubiese tocado a mí vivirlo, esperaría que alguien tuviera la misma iniciativa para colaborar.

¿Qué le dirías a la gente que tiene miedo de registrarse o miedo de este proceso?

Bajo mi experiencia debo decir que nunca dejes que el miedo a vivir o experimentar algo nuevo te domine y te quite la oportunidad de hacer algo grande. Una experiencia como esta te transforma, es gratificante tener la capacidad y oportunidad de ayudar a alguien que entre millones de personas en el mundo te necesita a ti y solo a ti, es una experiencia a la que simplemente uno no puede negarse.

Regístrate. Simplemente forma parte de esto, con tu participación se puede lograr cambiar drásticamente la vida de una persona, de un paciente que te necesita y que puede estar en cualquier parte del mundo.

Ayúdanos a registrar aún más personas

¿Quieres motivar a otros para que se registren o averiguar de qué otra manera puedes ayudar? ¡Todos podemos ayudar!