Máximo necesita un hermano de sangre
Regístrate por esta campaña

Conoce la historia de Máximo

"El mundo se nos vino abajo y entramos a otro lleno de incertidumbre, angustia y dolor, pero también de mucha esperanza y fe", dice Cote, su mamá. Tú puedes ayudarlo: regístrate y comparte su campaña.

Hola, soy Máximo y quiero contarles mi historia. Estoy bien chiquitito para escribirles así es que le pedí a mi mamá y mi papá que lo hicieran por mí.

Nací en noviembre del 2020 y desde ahí mis papás se encargaron de regalonearme y darme mucho, pero mucho amor. Todo iba super bien hasta que el día 20 de septiembre, que mi mamá notó algo raro en mi pañal y consultaron con mi pediatra. Todo indicaba que era un simple virus a la guatita pero de exagerados, me llevaron igual a urgencias para que me dieran un remedio y me sintiera mejor.

Luego de algunos exámenes, nos avisan que nos trasladarían a Santiago. Ahí vi algo extraño en las caritas de mamá y papá. Finalmente después de varios exámenes, el día 23 de septiembre, confirmaban que mi diagnóstico era leucemia mieloide aguda, un tipo de leucemia poco común y muy agresiva. Tuve que pasar varios ciclos de quimioterapia, con excelentes resultados, que me permitieron volver a casa a fines de enero del 2022.

Todo iba excelente. Aprendí a caminar, aprendí a hacer muchas travesuras. Descubrí que me encantan los dinosaurios e hice muchos dinorugidos con mi amigo Gaspar. Hasta que en uno de mis controles, se dieron cuenta que la leucemia nuevamente había vuelto y esta vez con más fuerza. Ahora no solo estaba en mi sangre, sino que también en mi sistema nervioso. Es por eso que necesito un trasplante de células madre sanguíneas, para poder seguir haciendo travesuras y dinorugidos a mis papás, que tanto me aman. Para lograrlo necesito de tu ayuda y encontrar a mi hermano de sangre.

Contacto DKMS Chile

Manuel Pérez DKMS
Manuel Pérez
Coordinador de campañas

¿Estás listo para convertirte en un potencial donante?