Historias de voluntarios

Mónica: "Ser voluntaria es un homenaje y un legado a los que ya no están"

Mónica Sepúlveda conoció DKMS en la campaña de Joaquín Sánchez, para ayudarlo a encontrar a su donante compatible. Pese a todos los esfuerzos, el joven falleció en septiembre. Desde entonces, esa ha sido la motivación de Mónica para ayudar a otros pacientes, como voluntaria de la Fundación.

Última actualización: 17/06/2022

"Nací y crecí en San Javier de Loncomilla, una comuna de la región del Maule. Soy la menor de cuatro hermanos y desde pequeña vi la entrega de mi mamá en su trabajo como funcionaria del hospital, y de mi papá quien fue Bombero Honorario de la Segunda Compañía de San Javier. Ambos me enseñaron a través de sus actos a ayudar a quien lo necesite, una enseñanza que he inculcado también en mis hijos.

Hoy en día, junto a mi esposo, César, hemos formado una bella familia, con dos hijos: Camila de 23 años y Nicolás de 17, recién egresado de su enseñanza media.

Vivimos ocho años en Temuco y luego, por trabajo de mi marido, llegamos el año 2006 a Concepción. A pesar de que eran ciudades nuevas para nosotros, tuvimos la fortuna de encontrarnos con personas maravillosas que nos acogieron como parte de su familia, hasta el día de hoy. Aquí, la vida nos regaló una familia, de esas que aunque no haya lazos sanguíneos el cariño es tan grande que los suple.

Es por eso que vivimos tan de cerca la historia de Joaquín, quien fue la razón por la que hoy soy parte de esta fundación y por la que también comprendí la importancia de su labor. En busca de su gemelo genético, inscribimos a cientos de personas deseosas de ayudar, no solo a Joaquín, sino que a cualquier persona alrededor del mundo que esperaban como él una donación de células madre.

Hoy, a tres meses de su partida, el ser voluntaria es un homenaje y un legado de Joaquín y a la gran lucha incansable que dio. Un gran gladiador con una fuerza de hierro, como lo fue el símbolo de su campaña: Iron Man.

Espero que en un futuro muy cercano seamos muchos más los inscritos voluntariamente, que las personas no se cuestionen por desconocimiento o ignorancia y que entiendan que el necesitar de esta fundación puede estar a la vuelta de la esquina en cualquier momento".

Súmate al voluntariado DKMS
Tú podrías protagonizar nuestra próxima historia del voluntariado DKMS. Por favor, haz click en el botón y completa el formulario que se despliega.
Historias relacionadas
Se actualizó la página