Comunicados de prensa

La donación y el encuentro de Samuel y Daniella

Gracias a una donación de células madre sanguíneas de Samuel, Daniella tuvo una nueva oportunidad de vida. Conoce aquí el testimonio de ambos.

Última actualización: 28/05/2021

Cuando Daniella Melelli fue diagnosticada con una enfermedad a la sangre llamada aplasia medular a los nueve años, se enfrentó a un tratamiento médico que incluyó inmunosupresores y medicamentos que la ayudaron a superarla. Si bien la enfermedad estaba en retroceso, los doctores advirtieron que podría volver de un día para otro.

Luego de salir del colegio y entrar a estudiar diseño de interiores, la aplasia medular reapareció el 2014 en Daniella, de una manera más fuerte y agresiva que antes. Mientras recibía transfusiones de sangre, el equipo médico recomendó un trasplante de células madre sanguíneas, proveniente de una persona 100% compatible genéticamente. Luego de enviar su muestra, lo encontró dos años más tarde en la base de datos de DKMS, el registro de potenciales donantes de células madre sanguíneas más grande a nivel internacional.

Cuando a Samuel Nerlich lo llamaron para avisarle que podía entregar una nueva oportunidad de vida a alguien que no conocía y a kilómetros de distancia de Frankfurt, Alemania, “Estaba totalmente feliz, pero al mismo tiempo muy emocionado. No había duda alguna en registrarme, pero uno no espera que te llamen para donar”. Por otro lado, para Daniella fue un proceso lleno de nervios, ya que otros dos donantes no resultaron, pero el tercero fue el vencido: “Y ahí realmente si me sentí muy feliz de que ya estaba siendo más real lo de la donación de células madre para poder recuperarme”.

Después de recibir exitosamente la donación, Daniella conoció el 2018 a Samuel de sorpresa en el programa nacional Mucho Gusto. “Solo lloraba, le daba las gracias y lloraba de nuevo. Pasamos días muy lindos junto a Samuel y Sonia, su esposa. Hasta el día de hoy seguimos hablando y esperando que nos podamos volver a ver cuando la pandemia pase”.

“Siempre la llamo “hermanita”, así que es mi pequeña hermana que está lejos”, cuenta Samuel desde Frankfurt, donde vivió “una gran experiencia con DKMS, diría la más grande de mi vida”.

Ambos enfatizan lo importante de registrarse en DKMS Chile, a través de www.dkms.cl/registrate, para poder aumentar las posibilidades de los y las pacientes con cáncer y enfermedades a la sangre de encontrar a su donante compatible. “Por mi lado de trasplantada es muy enriquecedor conocer a una persona que quiso ayudar a alguien sin esperar nada a cambio. A una total desconocida en otro lugar del mundo. De verdad te empiezas a cuestionar un montón de cosas respecto a eso. La verdad es hermoso”, concluye Daniella.