Preguntas frecuentes

En esta página encontrará las respuestas a las preguntas más frecuentes sobre la donación de células madre. Descubra lo fácil que es registrarse en la fundación DKMS y, quizás, poder salvar una vida.

¿No encuentra su pregunta aquí? Mándenos un mensaje

Mándenos un mensaje

¿QUIÉN PUEDE SER DONANTE?

Cualquier persona que tenga entre 18 y 55 años, y goce de buena salud, puede inscribirse como potencial donante de células madre. Si usted sufre de alguna enfermedad crónica, ha padecido algún otro tipo de enfermedad grave o toma medicamentos con regularidad, le rogamos que consulte al personal de DKMS.
Los criterios de exclusión más importantes:


Peso Inferior a los 50 kilos

El número de células madre que se extrae durante la donación depende del peso del donante: en general, cuanto mayor sea su peso, más células madre se podrán obtener. Además, si el número de células trasplantadas es bajo, sabemos por experiencia que la oportunidad de que el trasplante tenga éxito es menor. Esta es la razón que hace necesario determinar un límite mínimo de peso.

Es decir, el número de células madre procedentes de un donante de poco peso corporal puede ser tan bajo que resulte difícil que el trasplante tenga éxito. Así que, lamentablemente, si el peso está muy por debajo de los 50 kg, la donación/inscripción en nuestro registro no tiene sentido.

Sobrepeso excesivo, es decir, BMI > 40 (BMI = PESO/ESTATURA²)

Tanto para una nueva inscripción como para la donación, el BMI (Body-Mass-Index) del donante no deberá ser superior a los 40.

Son varias las razones para ello: mientras que para una persona sana donar células madre carece de peligro, sí que existen riesgos para la salud si se presentan factores de riesgo adicionales. Lamentablemente, un sobrepeso excesivo constituye uno de esos riesgos.

El peso excesivo resulta problemático porque los dos procesos disponibles para la obtención de células madre suponen un peligro para el donante: por un lado la anestesia presenta básicamente un riesgo mayor. Por otro lado, también la obtención a través de la sangre periférica esconde riesgos impredecibles, entre otras cosas por la dificultad que implica dosificar correctamente la medicación necesaria para este proceso. Esto último incrementa además los efectos secundarios. Otro factor es que la obtención de médula ósea puede resultar imposible por motivos puramente anatómicos.

A partir de un determinado exceso de peso, el índice de complicaciones es, por desgracia, más elevado. El límite superior que ponemos para el peso no pretende, por lo tanto, discriminar a nadie sino que sirve para proteger al mismo donante, pues también ante él tenemos una gran responsabilidad.

Enfermedad neurológica o psíquica grave

Como en muchas otras enfermedades, también en el caso de una depresión/un transtorno de ansiedad todo depende de cuán grave sea. Así que la primera cuestión es si el donante potencial está limitado por su enfermedad mental y cuánto puede asimilar en la vida diaria pues ser donante supone una carga psicológica adicional que también hay que superar.

Para nosotros no se trata solamente de si podemos fiarnos de que el donante aparezca a la hora de obtener las células madre sino de igual importancia es si podrá manejar la situación después de la donación. Al fin y al cabo, después de la donación tendrá algó así como un “pariente consanguíneo” gravemente enfermo por el que muchos donantes suelen sentir una gran preocupación después. 

Algo especialmente problemático es el hecho de que diversos psicofármacos causan alteraciones en el hemograma. Sobre todo los neurolépticos representan un problema en este sentido y hacen imposible una donación de células madre. Desgraciadamente, si el donante sufre de enfermedades mentales tales como una profunda depresión que requiera tratamiento, un trastorno límite de la personalidad (borderline) así como cualquier forma de psicosis, transtorno esquizoafectivo o transtorno afectivo bipolar/maníaco, la inscripción como donante de células madre no es posible.

No obstante, si se sufre tan sólo de una “ligera” depresión cuyo tratamiento transcurre por un tiempo limitado y el donante se siente lo suficientemente fuerte para superar el día a día, entonces la inscripción es aceptable, también a pesar de la medicación (con sustancias poco problemáticas tales como citalopram o fluoxetina).

Enfermedad autoinmunes sistémicas u otras enfermedades crónicas severas (p.e. diabetes, reuma)

Por razones de protección tanto del donante como del receptor, la existencia de una diabetes mellitus tipo 1 es problemática a la hora de inscribirse en el registro de donantes.

La diabetes mellitus tipo 1 es una enfermedad autoinmune caracterizada por la destrucción de las células que producen insulina en el páncreas. Dado que las células madre trasplantadas son células del sistema inmune, no se puede excluir con toda seguridad que la enfermedad sea transmitida al paciente. Es muy difícil calcular el trascurso de la enfermedad en un paciente que ya está de por sí muy debilitado, de modo que, con frecuencia, se debe contar con que el paciente sufra graves complicaciones.

Además, por la diabetes y el elevado nivel de glucosa que conlleva, pueden producirse daños en el sistema nervioso y en los vasos sanguíneos, aunque también en mayor o menor medida. Que la enfermedad principal se vea empeorada por un trasplante de células madre no es un riesgo que se desee correr. 

Por este motivo no se puede donar en caso de padecer una diabetes mellitus tipo 1 por razones de protección del donante y el receptor.

En cuanto a la diabetes mellitus tipo 2, parte de las células se hacen resistentes contra la insulina. Esto hace que la glucosa que circula en la sangre no pueda ser absorbida lo suficiente por las células. Un nivel de glucosa alto en la sangre puede, en mayor o menor medida, dañar los nervios y los vasos sanguíneos. Que la enfermedad principal se vea empeorada por un trasplante de células madre no es un riesgo que se desee correr. Por esta razón y muy a nuestro pesar, no es posible inscribirse en nuestro registro de donantes si se padece diabetes. 

En el caso de sufrir una enfermedad reumática, tampoco es posible donar células madre (aún a falta de síntomas actuales). Entre estas enfermedades se encuentran la artritis reumatoide, la Morbus Bechterew y también la artritis juvenil. La razón radica en que se trata de una enfermedad autonimune. 

Dado que durante un trasplante de células madre se trasplantan células del sistema inmune, surgiría el riesgo de que también en el paciente receptor se produjeran las reacciones correspondientes. El paciente ya tiene mucho que superar con su enfermedad principal, la quimioterapia que le prepara para el trasplante y el trasplante en sí por lo que se desea evitar a toda costa una reacción autoinmunitaria. Esta es la razón por la que, muy a nuestro pesar, en casi todos los casos de enfermedades autoinmunes incluida la diabetes melitus tipo 1, no es posible donar células madre y, por lo tanto, inscribirse en el registro de donantes.

Enfermedades de cáncer (también las sanadas en el historial médico)

Desgraciadamente, aquellos con una enfermedad maligna en su historial médico no pueden ser aceptados como donantes de células madre.

Todo aquel que haya enfermado alguna vez de una neoplasia maligna (en concreto de una “no claramente benigna”) queda por lo tanto excluido de manera permanente de donar sangre o células madre. Independientemente de cuánto tiempo haya pasado desde la enfermedad y de lo exitosa que haya resultado o resulte la terapia

Adicción (alcohol, drogas, medicamentos)

El consumo ocasional de marihuana/cannabis no representa ningún obstáculo a la hora de registrarse siempre y cuando hagamos énfasis en “ocasional”.

Una de las razones es que el hecho de que se consuma droga regularmente, sea del tipo que sea, ya hace poner en duda la fiabilidad del donante. No contamos con un peligro en términos médicos; en cambio, un donante poco fiable resulta sumamente problemático porque los trasplantes de células madre deben realizarse en transcursos de tiempo estrechamente planificados para no poner en juego la vida del paciente. 

Lo importante para nosotros es saber qué es lo que se consume y desde cuándo se consume, es decir, si se lleva consumiendo un tiempo prolongado sería mejor no registrarse. Si este no es el caso y el donante puede y quiere dejar de consumir, podrá registrarse como donante potencial de células madre.

Enfermedades cardiovasculares severas

Con una hipertensión bien controlada o un prolapso mitral sin malestares es posible inscribirse y donar. También si se tiene un pulso en reposo demasiado rápido o demasiado lento, siempre y cuando éste sea regular. La mayoría de las demás enfermedades cardiovasculares con necesidad de tratamiento o control descarta la posibilidad de inscribirse porque el riesgo de sufrir complicaciones durante la donación es considerablemente mayor, como pueden ser un transtorno del ritmo cardíaco, daños en la pared vascular y arterioesclerosis (especialmente si se requiere tomar anticoagulantes), infartos, ictus o daños estructurales en el corazón tales como fallos en las válvulas. Una razón evidente para denegar la donación es la disnea frecuente o duradera. Para otras enfermedades con necesidad de tratamiento le rogamos haga una consulta específica.

Enfermedad pulmonar severa

En principio sólo se pueden admitir personas sanas para una donación. Si se sufre de una enfermedad pulmonar crónica, también si se trata de la fase inicial, existe el riesgo de que una donación provoque un nuevo daño en el pulmón. En el caso de enfermedades autoinmunes del pulmón existe además el riesgo de trasmitir la enfermedad al receptor. Muchas enfermedades pulmonares van acompañadas de un riesgo anestésico elevado. Una razón evidente para denegar la donación es la disnea frecuente o duradera.

Enfermedad renal grave

En principio sólo se pueden admitir personas sanas para una donación. Si se sufre de una enfermedad renal crónica, también si se trata de la fase inicial, existe el riesgo de que una donación provoque un nuevo daño en los riñones. En el caso de enfermedades autoinmunes de los riñones existe además el riesgo de trasmitir la enfermedad al receptor.

Enfermedades infecciosas tropicales graves, en particular la malaria

Cualquier enfermedad infecciosa existente puede serle transmitida al paciente receptor a través del trasplante de células madre. Esto también sucede aunque el sistema inmune del donante tenga la enfermedad tan controlada que éste ya no sienta molestia alguna, ya que en el momento del trasplante el paciente no dispone de un sistema inmune en funcionamiento y, por lo tanto, no está protegido contra infecciones.

Infección con VIH, hepatitis B o C, HTLV, sífilis

Excluimos de inscribirse como donantes a aquellas personas con infecciones graves y sumamente peligrosas como el VIH, sobre todo con el fin de proteger al paciente receptor, especialmente si no se puede demostrar que la enfermedad se haya erradicado completamente (p.e. Hepatitis C).

Enfermedades de lan sangre o del sistema inmune

Las enfermedades de la sangre y del sistema inmune representan un problema porque durante el trasplante lo que se transmite es precisamente células madre del sistema hematopoyéetico e inmune. Y éstas deben funcionar lo mejor posible (riesgo del receptor). También los trastornos adquiridos pueden ser transmitidos dado que el transplante también contiene células totalmente desarrolladas del sistema inmune. Además, algunas enfermedades de la sangre constituyen un riesgo mayor para el donante, por ejemplo el riesgo de sufrir una trombosis o una hemorragia en caso de problemas con factores de coagulación.


En cuanto a las siguientes enfermedades, la inscripción en nuestro registro de donantes es posible sin necesidad de hacer una consulta, siempre y cuando su caso cumpla con los criterios mencionados (véanse datos entre paréntesis):

Glándula tiroides inflamada/hipotiroidismo/tiroiditis de hashimoto (estable y sin molestias; también al tomar hormonas tiroideas o yoduros; no una enfermedad de graves-basedow

En muchas casos, la glándula tiroide inflamada (bocio) se debe a una deficiencia de yodo (bocio por deficiencia de yodo). También una carencia de hormonas tiroideas puede causar la inflamación de la glándula tiroide. Lo que la glándula tiroide intenta es compensar la escasa producción de hormonas formando más tejido. Si el donante está libre de molestias y las hormonas tiroides están bien controladas, ninguno de los dos factores representa una contraindicación para donar.

Si la causa del hipotiroidismo es una operación en las glándulas tiroides, esto no supone un obstáculo a la hora de inscribirse en nuestro registro de donantes siempre y cuando la operación no se haya realizado a causa de una enfermedad de Graves-Basedow o de un cáncer de tiroides. 

Sin embargo, si la causa del hipotiroidismo es una enfermedad autoinmune de la glándula tiroide (tiroiditis de Hashimoto), puede ser que, al menos temporalmente, el donante potencial sólo sea admitido para la obtención operativa de células madre a partir del hueso pélvico. Esto sería aclarado con precisión tan pronto se descubriera que un donante puede resultar compatible para un paciente. Si el hipotiroidismo no va acompañado de ninguna otra enfermedad previa de las glándulas tiroides, tampoco representará un problema. 

La tiroiditis de Hashimoto es una de las pocas enfermedades autoinmunes que no suponen ningún inconveniente para la donación de células madre. No obstante es muy importante que la glándula tiroide esté bajo control con ayuda de medicamentos. Además es posible que el donante potencial tan sólo sea admitido, al menos temporalmente, para la obtención operativa de células madre a partir del hueso pélvico. Esto sería aclarado con precisión tan pronto un donante pudiera resultar compatible para un paciente.

La enfermedad de Graves-Basedow es una enfermedad autoinmune de la glándula tiroides en la que se da un exceso de producción de hormonas tiroideas (hipertiroidismo). En este caso, una donación puede resultar problemática tanto para el receptor como para el donante.

Hipertensión (estable y bien controlada)

Por lo general, la hipertensión no representa ningún impedimento para donar células madre siempre y cuando esté siendo controlada mediante medicamentos o dietas. Además, la hipertensión no debe haber causado aún daños oculares, coronarios y microvasculares. Si la hipertensión está bien controlada no habrá inconveniente en registrarse como donante de células madre.

Rinitis alérgica, astma leve (sin ataques), alergia a alimentos

Una alergia (a alimentos, al polen o a medicamentos) no es un impedimento para donar células madre. Una excepción son las reacciones alérgicas graves (como choques anafilácticos, angioedemas, etc.) sufridas en el pasado. En tal caso le rogamos consultarnos primero porque es posible que su aptitud como donante esté limitada

Depresiones unipolares (sin limitaciones en la vida diaria)

Como en muchas otras enfermedades, también en el caso de una depresión/un transtorno de ansiedad todo depende del nivel de gravedad. Así que lo que hay que saber en primer lugar es si el donante potencial está limitado por su enfermedad mental y cuánto puede asimilar en la vida diaria ya que ser donante supone una carga psicológica adicional que también hay que superar.

Para nosotros no se trata solamente de si podemos fiarnos de que el donante aparezca a la hora de obtener las células madre sino de igual importancia es si podrá manejar la situación después de la donación. Al fin y al cabo, después de la donación, tendrá algó así como un “pariente consanguíneo” gravemente enfermo por el que muchos donantes suelen sentir una gran preocupación después.

Algo especialmente problemático es el hecho de que diversos psicofármacos causan alteraciones en el hemograma. Sobre todo los neurolépticos representan un problema en este sentido, haciendo imposible una donación de células madre. Si el donante sufre de enfermedades mentales tales como una profunda depresión que requiera tratamiento, un trastorno límite de la personalidad (borderline) así como cualquier forma de psicosis, transtorno esquizoafectivo o transtorno afectivo bipolar/maníaco, la inscripción como donante de células madre no es posible.

No obstante, si se sufre tan sólo de una “ligera” depresión cuyo tratamiento transcurre por un tiempo limitado y el donante se siente lo suficientemente fuerte para superar el día a día, entonces la inscripción es aceptable, también a pesar de la medicación (con sustancias poco problemáticas tales como citalopram o fluoxetina).

Anemia ferropénica (medicable con pastillas de hierro)

Lo decisivo en los frecuentes casos de anemia ferropénica es el nivel de homoglobina en general (nivel HB). Si el nivel de hemoglobina suele estar por debajo de los 11,5 mg/dl en la mujer o 13.5 mg/dl en el hombre, nos encontramos ante un problema. En cambio, si se asimilan bien los suplementos de hierro y si las reservas de hierro así como el nivel HB están en orden, no habrá impedimentos para registrarse como donante potencial de células madre.

Basaliomas y cáncer de cuello uterino in situ (tras extirpación completa)

Las basaliomas y el cáncer de cuello uterino in situ no son criterios de exclusión siempre y cuando hayan sido extirpados completamente y los controles médicos transcurran sin anomalías.

La razón radica en que en tal caso queda descartada la propagación de células aberrantes (metástasis).


Solo pueden inscribirse como donantes de células madre en DKMS aquellas personas con domicilio permanente en Chile. Los donantes potenciales con domicilio permanente en el extranjero pueden inscribirse en los registros de donantes de médula ósea de su país, estando así a disposición en el proceso de búsqueda internacional. Encontrará una lista de los registros nacionales en www.wmda.info y www.bmdw.org

Questions from donors

¿CÓMO FUNCIONA EL PROCESO DE REGISTRO?

Con los cotonitos (hisopos), frote el tejido mucoso del interior de su mejilla y envíelos a nuestra oficina en el sobre indicado. Después de que se registre, guardaremos el resultado de los análisis de su muestra y lo incluiremos de forma anónima en el registro de donantes.

¿QUÉ SUCEDE DESPUÉS DE LA INSCRIPCIÓN?

Pocos días después de inscribirse recibirá por correo el set de inscripción de DKMS. Rellene los formularios y tome tres muestras del tejido mucoso del interior de sus mejillas con ayuda de los hisopos adjuntos. Proceda entonces a reenviarnos el set por correo. En el laboratorio DKMS Life Science Lab, una organización subsidiaria de DKMS, analizamos su tipaje HLA y guardamos los resultados en nuestra base de datos. Al mismo tiempo trasmitimos su tipaje HLA al registro central de donantes de médula ósea. Desde ese mismo momento usted estará disponible como donante para pacientes en todo el mundo. Permanecerá inscrito en nuestro registro automáticamente hasta que cumpla los 61 años.

¿CÓMO TRANSCURRE UNA DONACIÓN DE CÉLULAS MADRE?

Donación de sangre periférica

En alrededor del 80% de los casos, las células madre son extraidas de la vía sanguínea. Durante cinco días se le administrará al donante el factor de crecimiento G-CSF. Este medicamento incrementa el número de células madre en la sangre periférica que son luego extraídas directamente de la sangre mediante un procedimiento especial. La donación dura de 4 a 8 horas en uno o dos días consecutivos. Una operación no es necesaria. En la mayoría de los casos el donante puede abandonar la clínica el mismo día. La fundación DKMS utiliza este procedimiento desde 1996. Durante la administración del medicamento pueden surgir síntomas similares a los de una gripe. Según los conocimientos actuales de la investigación, no existen efectos secundarios a largo plazo.

Donación de médula ósa

En este método se le extrae al paciente médula ósea (¡no espinal!) de la cresta ilíaca bajo anestesia general y por medio de una aguja de punción. Por lo general basta con dos pequeñas incisiones en la zona posterior del hueso pélvico. Las heridas que se producen son tan pequeñas que tan solo requieren pocos puntos y muchas veces ni siquiera eso y consiguen curarse rápidamente. La obtención de la médula ósea se realiza con el donante acostado boca abajo y dura unos 60 minutos. El riesgo ligado a una donación de médula ósea se limita principalmente a la anestesia. De la cresta ilíaca se extrae aproximadamente un 5% de la médula ósea. Por lo general, la médula ósea del donante se regenera por completo en un periodo de dos a cuatro semanas. Puede sentir dolor en la zona de la herida, como el de una contusión. Sólo rara vez el dolor puede durar más tiempo. La permanencia en el hospital es de tres días en total. En la mayoría de los casos el donante es dado de baja laboral por varios días como medida de precaución.

El método de obtención de células madre depende de la salud del paciente. Naturalmente intentamos tener en cuenta los deseos que exprese usted. Sin embargo, según sea el estado del paciente, un método puede ser descartado o preferido por razones médicas. Lo fundamental es que usted esté dispuesto a someterse a ambos métodos.

¿ME FALTAN CÉLULAS MADRE DESPUÉS DE LA DONACIÓN?

El cuerpo vuelve a reproducir las células madre en unas dos semanas. El procedimiento es comparable a una donación de sangre y no implica la pérdida definitiva de células madre.

¿SE PUEDE ELEGIR EL MÉTODO DE DONACIÓN DE LAS CÉLULAS MADRE?

Naturalmente intentamos tener en cuenta sus deseos. Sin embargo, según sea el estado del paciente, un método puede ser descartado o preferido por razones médicas. Lo fundamental es que usted esté dispuesto a someterse a ambos métodos.

¿PUEDE UN DONANTE POTENCIAL CANCELAR LA DONACIÓN QUE PROMETIÓ?

Existen razones personales y también de otra índole para cancelar a corto plazo una donación. Por eso deseamos que sepa que nosotros respetaremos su decisión absolutamente. Sin embargo, si usted da su consentimiento poco antes del transplante, los médicos iniciarán la fase de preparación del paciente para dicho transplante. A partir de este momento, el paciente no podrá sobrevivir si después no se le transplantan sus células madre.

¿OBTENGO BAJA LABORAL PARA LA DONACIÓN Y CÓMO REACCIONAN LOS EMPLEADORES?

En el caso de que usted vaya a donar células madre, la fundación DKMS se pone en contacto con su empleador. Usted recibirá un certificado para su empleador en el cual le pediremos que le conceda una baja durante el tiempo que duren los exámenes previos y la obtención de células madre. En los muchos años de experiencia de la fundación DKMS hemos visto que las reacciones son muy positivas cuando a un empleado se le solicita la donación de células madre. Si se trata de una extracción periférica de células madre, no podrá trabajar el día o los dos días que dure la extracción. Si en contra de todo pronóstico resultara necesaria una baja por enfermedad, esta puede ser concedida por el médico de cabecera.

Para la extracción de médula ósea de la cresta pélvica, la operación solo dura alrededor de una hora pero por lo general usted permanecería tres días en el hospital (contando el día de ingreso y el de salida). En la mayoría de los casos el donante es dado de baja después durante varios días como medida de precaución.

¿ES POSIBLE DONAR CÉLULAS MADRE MÁS DE UNA VEZ?

Hay donantes que, efectivamente, han donado varias veces células madre para el mismo paciente o pacientes diferentes. Como las células madre vuelven a reproducirse después de haber sido extraidas (como cuando se dona sangre) es posible donar repetidas veces. Pero básicamente cuidamos de no exigirles demasiado a nuestros donantes. Con el fin de que el donante que ya le ha donado células madre a un paciente pueda seguir disponible para otra donación futura en el caso de que ese mismo paciente sufra una recaída, y al mismo tiempo para proteger a dicho donante de tener que realizar donaciones múltiples destinadas a otros pacientes, buscamos a través del Replacement Donor Program de DKMS otro donante que tenga exactamente las mismas combinaciones de antígenos.

¿PARA QUÉ NECESITO LA TARJETA DE DONANTE?

Un par de semanas después de registrarse en la fundación DKMS como donante potencial recibirá por correo una tarjeta de donante DKMS. En ella constará su número de donante personal. Facilitará nuestro trabajo que usted tenga siempre esta tarjeta al alcance de la mano y nos pueda comunicar su número de donante cuando entremos en contacto.

¿QUÉ SUCEDE SI ESTOY EMBARAZADA O VOY A ESTARLO?

También si está embarazada puede registrarse como donante de células madre si cumple con las demás condiciones que la hagan apta como donante. Por favor háganos saber si está embarazada y comuníquenos la fecha de nacimiento prevista.

A partir de ese momento y, por lo general, hasta seis meses después del parto (periodo de lactancia y recuperación) la bloquearemos como donante potencial. Una vez transcurrido este tiempo la volveremos a habilitar para que esté a disposición ante posibles solicitudes a no ser que usted nos haga llegar instrucciones contrarias. 

SOY HOMOSEXUAL. ¿PUEDO REGISTRARME COMO DONANTE DE CÉLULAS MADRE?

General Questions

¿DEBE EL DONANTE TENER EL MISMO GRUPO SANGUÍNEO QUE EL PACIENTE?

En un transplante de células madre lo importante no es la concordancia entre los grupos sanguíneos sino la máxima concordancia posible entre los alelos HLA del donante y el paciente. Dar con una concordancia casi absoluta es muy complicado y por esta razón se compara con la búsqueda proverbial de la aguja en el pajar. Si tiene lugar una donación, el receptor también obtendrá el grupo sanguíneo de su donante junto con las células madre.

El grupo sanguíneo puede ser considerado como un criterio de selección adicional. En el transplante de células madre, la selección específica puede facilitar la terapia.

YA ESTOY INSCRITO EN OTRO REGISTRO. ¿PUEDO DE TODOS MODOS REGISTRARME TAMBIÉN EN LA FUNDACIÓN DKMS?

¿CÓMO SE GARANTIZA LA SEGURIDAD DE MIS DATOS?

La protección y seguridad de datos disfrutan de máxima prioridad para la fundación DKMS y por lo tanto para cada uno de sus empleados. La protección de sus datos personales es para nosotros de especial importancia. La fundación DKMS tiene su propia persona encargada de garantizar la protección de datos y esta persona se encarga de cumplir con la ley de protección de datos vigente en Alemania.

La fundación DKMS recopila, elabora y utiliza sus datos personales conforme a su declaración de conformidad únicamente para encontrar donantes de células madre compatibles (siempre y cuando sey necesario y esté legalmente permitido).

Sus datos personales son guardados exclusivamente en la fundación DKMS y en los archivos de nuestro socio oficial Cellex/CMS o las clínicas de obtención de células madre. Solo transmitimos aquellos datos relevantes para la búsqueda tales como alelos HLA, edad y género, junto con el número de donante asignado, a los registros nacionales e internacionales tales como el registro central de donantes de médula ósea (ZKRD por sus siglas en alemán) y el National Marrow Donor Program (NMDP) en los Estados Unidos.

¿QUÉ GRADO DE CALIDAD TIENEN LAS TIPIFICACIONES REALIZADAS POR LA FUNDACIÓN DKMS?

En el proceso de tipificación se analiza el tipaje HLA de un donante. Cuanto más detallado (o sea, “a más alta resolución”) sea el tipaje HLA de un donante, más rápidamente podrá comprobarse si puede ser el que consiga salvar la vida de un paciente dado que ya no hará falta una tipificación adicional.

En lugar de ser tipificadas en cinco loci HLA estándar, todas las personas alrededor del mundo inscritas desde 2013 en el registro alemán de donantes de médula ósea (DKMS) son tipificadas por alta resolución en seis loci HLA de gran relevancia para el transplante: HLA-A, HLA-B, HLA-C, HLA-DRB1, HLA-DQB1, KIR, CCR5 y HLA-DPB1. Ningún otro registro en el mundo tipifica a sus donantes en tantos loci como la fundación DKMS. Cada individuo posee dos de estos alelos HLA por locus (cromosoma), siendo uno heredado de la madre y el otro del padre. Cada uno de los alelos HLA se dan en varios cientos de variantes, resultando en una suma de varias decenas de miles de posibles combinaciones.

Sin embargo, la fundación DKMS ocupa una posición líder no sólo desde el punto de vista cualitativo. Los laboratorios contratados por nosotros trabajan en base a las normativas científicas más actuales, siendo capaces de tipificar más de 50.000 pruebas al mes. Por lo tanto, las personas que se inscriben en la fundación DKMS pueden estar seguras de que sus tejidos serán tipificados con la mayor rapidez posible para poder ser puestos a disposición en el sistema de búsqueda de donantes a nivel mundial.

¿QUÉ ES EL DKMS LIFE SCIENCE LAB?

El DKMS Life Science Lab en la ciudad alemana de Dresde es uno de los laboratorios de tipificación de HLA más grandes y eficientes del mundo y trabaja bajo los aspectos más modernos de la ciencia. Fundado en 1997, ya cuenta con 90 empleados en Dresde. El laboratorio está acreditado conforme a las normas de la Federación Europea de Inmunogenética (EFI) así como de la Sociedad Americana de Histocompatibilidad e Inmunogenética (ASHI).

En el laboratorio DKMS Life Science Lab, el material genético (ADN) de donantes potenciales de células madre obtenido de las pruebas del tejido mucoso o de la sangre es aislado. En el proceso de tipificación HLA, estas pruebas de ADN son analizadas para establecer el perfil genético exacto de los genes de compatibilidad humanos de cada nuevo donante registrado. Estos perfiles constituyen el fundamento indispensable para encontrar a los donantes compatibles para aquellos pacientes con necesidad de un transplante de células madre. Solo la máxima concordancia posible entre los genes de compatibilidad del donante y del paciente minimiza el riesgo de complicaciones después de un trasplante.

Para poder realizar estas tipificaciones HLA con la mayor exactitud (alta resolución) y el mayor rendimiento posibles, el laboratorio DKMS Life Science Lab utiliza los procedimientos biotecnológicos más modernos que existen en la actualidad. Así, el DKMS Life Science Lab estableció en 2013 como primer laboratorio de tipficación HLA una nueva tecnología de secuenciación conocida bajo el nombre de “secuenciación de nueva generación” (NGS - Next Generation Sequencing) para la tipificación masiva y de alto rendimiento. Actualmente se tipifican más de un millón de donantes potenciales de células madre al año mediante este procedimiento.

Dos entidades que colaboran con el DKMS Life Science Lab son un laboratorio clínico y una unidad de búsqueda clínica acreditada en el registro central de donantes de médula ósea de Alemania (ZKRD). El laboratorio lleva a cabo todas las tipificaciones relevantes para el paciente (es decir, paciente, familiares así como la tipificación confirmatoria de donantes potenciales no emparentados), mientras que la unidad de búsqueda realiza las búsquedas de donantes emparentados y no emparentados para los pacientes.

QUESTIONS FROM PATIENTS

¿CUÁNDO SE REALIZA UN TRANSPLANTE DE CÉLULAS MADRE?

Los transplantes de células madre se llevan a cabo sobre todo en pacientes que sufren de una enfermedad del sistema hematopoyético. Entre estas enfermedades se encuentran las diferentes variantes de leucemia y linfomas en niños y adultos, la anemia aplástica severa, inmunodeficiencias congénitas severas (sólo en niños) así como diversas afecciones de los glóbulos rojos. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el transplante de células madre es efectuado en diversos tipos de cáncer de sangre.

¿CUÁLES SON LOS PRIMEROS INDICIOS DE QUE EL TRANSPLANTE DE CÉLULAS MADRE ESTÁ TENIENDO ÉXITO?

Transcurridas entre dos y cuatro semanas, el aumento de glóbulos blancos en el paciente es un primer indicio de que las nuevas células madre están cumpliendo con su labor formando glóbulos sanguíneos sanos. Esto suele ocurrir más rápido si se han transplantado células progenitoras hematopoyéticas y estimuladas de sangre periférica que si se transplantan células de la médula ósea. Si el número de glóbulos blancos aumenta constantemente, también aumenta la probabilidad del paciente de poder disfrutar de una nueva vida.

¿QUÉ SUCEDE SI NO SE ENCUENTRA UN DONANTE COMPATIBLE?

En tal caso los médicos intentan ayudar al paciente mediante otros métodos. Según el tipo específico de enfermedad, se aplican sobre todo la radioterapia y la quimioterapia. Sin embargo, el único tratamiento con esperanzas de cura para muchos pacientes es el transplante de células madre.

Otras maneras de colaborar

HAY MUCHAS MANERAS DE COLABORAR EN NUESTRA LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE SANGRE

Regístrese como donante de células madre. Podría salvar la vida de alguien.

Síganos en redes sociales y comparta nuestras publicaciones